Declaración conjunta sobre cuestiones relacionadas con el final del ciclo de vida, 28 de octubre de 2019

Declaración conjunta de las religiones monoteístas abrahámicas sobre temas del fin de la vida

La posición de las religiones abrahámicas sobre el fin de la vida y los cuidados paliativos

Declaración conjunta de las religiones monoteístas abrahámicas sobre temas del fin de la vida

Ayer, 28 de octubre, en la Casina PIo IV del Vaticano, 40 representantes de las religiones judía, musulmana y cristiana firmaron la Declaración Conjunta de las tres religiones monoteístas abrahámicas sobre temas del fin de la vida.

Invitados por la Academia Pontificia para la Vida, presidida por Su Excelencia Mons. Vincenzo Paglia, religiosos, incluido el Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Peter K. A. Turkson, se han comprometido en 12 puntos a afirmar que la eutanasia y el suicidio asistido son moralmente e intrínsecamente erróneos y deberian ser prohibidos sin excepción. Cualquier presión y acción sobre los pacientes para que pongan fin a sus vidas es categóricamente rechazada. Un punto muy importante para la misión del Dicasterio es lo que se refiere a los Operadores Sanitarios: ningún operador sanitario - dice la Declaración en lengua italiana e inglesa - debe ser forzado o sometido a presión para que presencie directa o indirectamente la muerte deliberada e intencional de un paciente a través del suicidio asistido o cualquier forma de eutanasia, especialmente cuando tales prácticas van en contra de las creencias religiosas del operador sanitario, porque siempre hay respeto por la objeción de conciencia a los actos que entran en conflicto con los valores éticos de una persona. Esto sigue siendo válido, continúa la Declaración, incluso si tales actos han sido declarados legales a nivel local o por categorías de personas.

Muy significativa, la Declaración Conjunta también aborda el acompañamiento espiritual y material de los enfermos terminales y sus familias, así como el uso de la tecnología médica al final de la vida y la promoción de los cuidados paliativos.

 

FOTO: Vaticannews.va

 

29 octubre 2019